Lecturas:   9443718  
Visitas:   0714416  
Artistas:   0001066  
Revisiones:   0000854  
Inicio 2.0:   01.03.07  
En linea:   4  
 
  inicio | anuncie aquí | vincúlenos | contacto  

 
  por:   Siwar   lecturas:   5567  
17.06.08


Megadeth en Lima


Extasis total


Dave con la bicolor


En plena ejecución


Dave Mustaine y Chris Broderick


Megadeth devastando Lima


La apoteosica despedida


Megamancha cusqueña


El set list en mis manos!


Con el pick de Mustaine!!!

MEGADETH EN LIMA
Género: Thrash metal
Pais: EEUU
web: www.megadeth.com
Actualizado por: Siwar (17.06.08)
 
Lugar: Explanada del Estadio Monumental. Lima
Fecha: 11 de Junio de 2008
Hora: 9:00 P.M.
Fotos: Ayar Salazar y Andres Fernando Allain

LA ESPERA

Eran las 3 de la tarde del 11 de Junio y después de 20 horas de viaje, acababa de llegar en bus a Lima “La Horrible” con el cielo gris característico de esta época del año y el caos vehicular a la orden del día, propio de una urbe desordenada. Pero todo eso es poco o nada comparado con las horas inolvidables que pasarían a continuación.

Después de tomar una buena ducha reparadora y almorzar, tome taxi rumbo al Monumental de Ate llegando al lugar aproximadamente a las 5:20 de la tarde. Primera impresión: una larga cola de headbangers posicionados frente al cerco perimétrico y cuadras colindantes a la explanada del monumental. Los había de todo tipo, genero, tamaño y forma, la mayoría con polos negros de la banda y algunos luciendo melenas largas, todos esperando la hora de apertura de las puertas y coger un buen lugar, lo más cercano posible a Mustaine y amigos. Rápidamente busque a los patas de Cusco que ya estaban en la cola horas antes, súper emocionados. Entrada en la mano y con una chela en la otra, mire el reloj, faltaban 3:15 horas para el inicio del concierto. No pasaron ni 20 minutos y las puertas se abrieron, la cola empezó a avanzar aceleradamente. Una vez pasada la rejilla de seguridad se formaron sub colas, para cada sector. Nosotros nos alineamos en el primer sector: “United Abominations”, por supuesto!

Al ingresar a la explanada del Monumental ya se escuchaban algunas barras: “Megadeth, Megadeth, Megadeth” de los fans pegados a la reja y en primera fila. El escenario de fondo negro con el conocidísimo logo de la banda nos daba la bienvenida. La batería doble bombo DDrum sobre un altillo, los cabinets Marshall y Ampeg también. Todo discreto y sin mucha parafernalia. Inmediatamente los comentarios respectivos. Estábamos allí, había llegado el día que esperamos durante años.

Para mitigar la ansiedad fui rápidamente a buscar algo de beber, pero lastima, no encontré cerveza! Después de algunas fotos frente al escenario la espera extendida se hacía notar, mientras comentábamos sobre el set list y si se llenaría el lugar. Los minutos pasaban más lentos de lo normal, la gente llegaba al lugar poco a poco. Canciones de heavy metal clásico sonaban por las baterías de parlantes y algunos videos de publicidad por las dos pantallas gigantes a los costados del escenario. El equipo técnico de la banda entraba y salía del stage. Faltaba 1:30 horas, 1 hora, media hora… y seguíamos mirando el reloj a cada rato.

Finalmente, faltaban 10 minutos y la espera parecía llegar a su fin hasta que pusieron el clásico “Run To The Hills” de Iron Maiden y la gente se volvió loca. Todos coreaban acompañando la armonía guitarrera de la canción con “Megadeth… Megadeth”. El conteo final había llegado.

LA HORA CERO

9:00 PM. Se escucharon los arpegios de intro de “Sleepwalker” en medio de gritos desenfrenados y ovación a la banda. Y de pronto el gran Dave Mustaine, agitando su melena rubia y su guitarra Dean Flying ya estaba descargando sus primeros riffs en frente nuestro, a pocos metros de distancia. Estábamos tan apretados que solo se podía saltar moderadamente, pero eso sí, cantando a gritos. Fue una sorpresa saber que la mayoría de los presentes había repasado las letras de la banda, inclusive de los discos recientes: “No one is safe, when i close my eyes, i come to take your life” se coreaba potentemente.
 
Empalmado, llegó cual descarga eléctrica, el clásico del Peace Sells… “Wake Up Dead” que desató la euforia de todo el monumental, “wake up dead!... you die!” coreaba la gente. Poderosos riffs y maña guitarrera de la escuela maestra del thrash técnico y veloz de los finales de los ochentas arremetía contra tus oídos. Recordé cuando estaba en secundaria y con un puñado de buenos amigos escuchábamos juntos el Peace Sells y Rust in Peace en casete alucinando con los videos que pasaban en “Viernes de Metal” en “Disco Club”.
 
“Take No Prisoners” continuó desgarrando tímpanos y acelerando el ritmo cardiaco a mas de uno. Los solos originales del genial Marty Friedman se oían muy bien ejecutados por el jale reciente de Mustaine: Chris Broderick, de impecable performance. Además, Dave, el maestro de los riffs y solos acelerados, la batería contundente de Shawn Drover junto a la solvencia en las cuatro cuerdas del recorrido James Lomenzo… “Take no prisoners, take no shit!”. En este momento el sonido se puso mucho mejor, se podía degustar de cada instrumento solo o en conjunto con mucha claridad. Algunos gritaron: “mas volumen”, pero me parecía que estaba al nivel adecuado, para oídos normales. Siguió la descarga con la batería y riffs con frescura de “Skin ‘O My Teeth” del Countdown y con ello los saltos y pogos de la gente. La poderosa secuencia de temas parecía no darnos ni un segundo de descanso.
 
Mustaine en un español con acento gringo saludó: “Bienvenidos a la casa de Megadeth” y luego bromeo acerca del poco español que habla. Elocuentes primeras frases, luego, agradeció y presentó la siguiente canción que no sería nada menos que “Washington is Next”, excelente pieza del United Abominations. Sonido de la vieja escuela Megadethiana con letras desgarradoras y de corte contestatario, propias del enajenado Dave Mustaine. “Kick The Chair” prosiguió con el desmadre, con el movimiento ondulante de cabelleras en donde ya calientes y conectados, Chris y James en los coros y el gordito Drover en los tambores, ponían el toque a cada ritmo y a la sección de solos de Dave y Chris armonizados perfectamente.
 
Fue en ese momento en que empalmaron (obviando el intro) con una de las canciones más emotivas y reconocidas de Megadeth: “In My Darkest Hour”… cantado al unisonó por toda la multitud de headbangers y a rabiar. Mustaine, declamando cual poema emblematico con gesticulación corporal incluida: “You'll never know how hard I tried, to find my space and satisfy you too”. Fue un momento inolvidable cantar con todo sentimiento, junto a un verdadero grande del metal. No contentos y sin tomar aire, descargaron el clásico “Hangar 18”, desatando la euforia incontenible una vez más. El tema de las armonías y retruques de solos devastadores de guitarra. Broderick y Mustaine paseándose por todo el escenario manipulando magistralmente sus hachas en medio de la intensidad sonora y ferviente emoción de todos los fans. Este segmento de temas fue impresionante. En ese instante todos los presentes ya estábamos completamente sudados, en medio de saltos y canticos.

Luego de hacer un breve break, regresaron al escenario, Dave con otra guitarra, y Shawn Drover vistiendo la camiseta roja y blanca de la selección (por cierto, no hubo ovación por ese hecho). Anunció que tocarían “Gears of War” y empezaron con este nuevo segmento de temas de impecable ejecución, en todo sentido de la palabra. Seguíamos cada riff y letra como hipnotizados, pero a la vez, llenos de vida.

Después, se oyeron los arpegios de un verdadero himno de la banda “A Tout Le Monde”, donde alguien le paso la bandera peruana a Dave, este agradeció y la acomodo en su atril de micrófono mientras cantaba las primeras frases del tema: “ Don't remember where i was,
i realized life was a game”. No esperamos ni un minuto para cantar junto al maestro: “A tout le monde, a tout mes amis, je vous aime, je dois partir…” , el gran solo de Chris, y resumir en las bellas armonías finales de ambas guitarras y el gran sonido del evento. Luego Broderick haría un pequeño solo de guitarra donde demostró todo su virtuosismo en la guitarra de 7 cuerdas con tapping de dos manos incluido y daría pase a otro clásico: “Tornado Of Souls” del mítico Rust in Peace. La audiencia totalmente enganchada seguía acompañando con saltos y cantos. La perfecta ejecución de cada riff y la sincronización con la batería propia de los amos del género fue el deleite de los que observamos concentradamente esta canción y sus secciones muy bien dosificadas y de muy buen gusto.
 
Seguidamente y sin parar empezaron las notas de “Ashes In Your Mouth” del Countdown to Extinction, con ese intro de guitarra y bajo poderoso, que para mí fue uno de los mejores temas del concierto, por su estructura de riffs, gran cantada con coros incluidos, espectacular puesta en escena y gran calidad del sonido, punto cúspide de la velada. Seguidamente vino “Burnt Ice” con ritmos mas hard-rock, en una acertada y limpia ejecución. El poder inagotable de la banda pesaba en cada canción, poniendo en claro que eran los dueños de la noche limeña, que están en excelente forma y que tienen para largo.

Inmediatamente y sin dejarnos pestañear, se oyó el intro de “Symphony of Destruction”. Todo el monumental saltaba haciendo temblar hasta los cimientos al compas del cantico “Megadeth… Megadeth… Peru es Megadeth!”, hasta el más indiferente y flemático espectador quedo contagiado por tanta locura colectiva y cantó el coro, hasta quedar afónico. Este inmortal himno genialmente ejecutado llegó como una caricia para el cerebro en el momento preciso. “Sweating Bullets” extendió este gran segmento. En ese instante me di cuenta que el set list había variado en comparación a las presentaciones de la banda en países vecinos. Hasta pensé por un nanosegundo que obviarían algunos temas, pero no fue así.

Se escucharon los tambores de intro de “Trust”, las notas de bajo del hiperactivo James Lomenzo y siguió la explosión de riffs enérgicos. Uno de mis temas favoritos estaba sonando! Fue uno de los momentos en que la gente canto a todo pulmón y toda la letra. Sabía que nos harían corear el “My body aches from mistakes, betrayed by lust, we lied to each other so much, that in nothing we trust, god help me please, on my knees, betrayed by lust, we lied to each other so much, now there's nothing we trust”, acompañando solamente al bajo y batería para luego dar paso a la versión del coro en español: “Me duele todo el cuerpo por los dolores, presionados por la lujuria… nos mentimos tanto el uno al otro, en nada confiamos…Dios te pido de rodillas ayúdame por favor… presionados por la lujuria… etc..” Una gran canción, infaltable en el repertorio Megadethiano.
 
No podía faltar otro súper tema: “She-Wolf”, que vino a continuación desatando pogos y movimiento de cabezas. Dave cantando con su peculiar timbre de voz entre los coros de James y Chris, para dar pase a la magnífica sección armonizada de guitarras: Broderick y Mustaine, haciéndonos delirar. Se acercaba el final, lo sabíamos.
 
Otra vez la batería y el bajo empezaron la siguiente canción: “Peace Sells”. Todos aplaudiendo al compas del bombo y la línea de bajo archiconocidísima, listos para cantar junto a Dave: “If there's a new way! i'll be the first in line! but it better work this time!”. Una pieza de antología. Los solos intercalados de Mustaine y Broderick nos llevaban por pasajes que desembocarían en la inmortal frase “Can you put a price on peace?”… y el consiguiente riff que te incita a poguear! Fue en ese preciso instante que la gente no resistió mas, abrieron un espacio al medio, entre la gente apretujada y empezó un pogo incontenible, pero moderado. Venían desde atrás para poguear por lo menos unos instantes con esta canción, soundtrack en la vida de muchísimas generaciones de amantes del metal y cantar hasta más no poder el “Peace sells, but who’s buying?”.
 
Dave y compañía abandonaron el escenario, no sin antes agradecer fervorosamente al público peruano, embelesado por la magistral tocada. No paraban los gritos y la ovación generalizada a los héroes del thrash. Regresaron nuevamente, esta vez les alcanzaron una gigantografia enorme que decía “Peru is Megadeth” que la mostraron al público, orgullosos de estar ahí. Después de ir hacia ambos lados del escenario agradeciendo con las manos, Dave recalcó su promesa de volver y dijo que tocarían una última canción, preguntando a la gente: “y saben que canción tocaremos?” y la gente: “Holy Wars”… yeah!... “Holy Fuckin’ Wars” y empezó el riff demencial de uno de los himnos más famosos de todos los tiempos! Fue un desmadre completo, los pogos se reactivaron inmediatamente, tal fue la emoción que me fui más adelante para entrar al pogo alucinante aunque sea unos segundos. Fue increíble. Emotividad y rudeza conducidas prolíficamente por Dave y sus guerreros.
 
La multitud no podía creer semejante espectáculo, hecho finalmente realidad. La banda se despidió largamente, no sin antes regalar picks, baquetas y muñequeras a un público exhausto pero contento y rendido a sus pies. La ovación no paró hasta oír a Dave Mustaine decir: “You’re a good audience, We, the Megadeth, Good Night!”… y desaparecieron del escenario en medio de fuertes aplausos. Fueron los minutos más intensos que uno puede vivir en estos tiempos. La emoción de ver a los grandes… a los mismísimos Megadeth!
 
El set list del concierto fue el siguiente:
 
Sleepwalker
Wake up dead
Take no prisoners
Skin o' my teeth
Washington is next
Kick the chair
In my darkest hour
Hangar 18
Gears of war
A tout le monde
Tornado of souls
Ashes in your mouth
Burnt ice
Sweating bullets
Symphony of destruction
Trust
She wolf
Peace sells
Holy wars
 
Links de interes:
 
Review del concierto por Ayar: http://tiemposviolentosblog.blogspot.com/
 
   
 

      No existe Discografía relacionada.


 
   » DIABULUS IN MUSICA
 » ISSA
 » VISIONS OF ATLANTIS
 » DIO
 » AXXIS
 » JOURNEY
 » HAMLET
 » LITA FORD
 » NEGATIVE
 » BARON ROJO
   
 
 
Con los problemas legales de Phil Rudd... ¿Quién debería tocar la batería en AC/DC?
Chris Slade
Simon Wright
Bob Richards
Ninguno de los anteriores

» Resultados
   
 
 
Ingrese su email para recibir noticias y actualizaciones
-Volution Design & Host
  inicio | anuncie aquí | vincúlenos | contacto | términos y condiciónes
  Metallerium II 2003-2017. Todos los derechos reservados